Cada bocado de silencio

Cada bocado de silencio
que negamos
nos acerca a la tierra
a la cebada
a las raíces del mono
vestido

Nuestro parentesco es
con la sal
con las espinas
y con las alas de colibrí
Somos uno
y carne

Los muslos de Júpiter
no eran sino enclenques
apéndices

Somos lo que callamos

Cada bocado de silencio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s