Pequeña

Amarte con vestidos de volantes
después del bocadillo
con la sonrisa de la mesilla de tus padres

y deshacerte la cola
o esconderte ese regalo que
te trajo el 2 de mayo

pequeña

confundirme en tu memoria
con los primeros nombres
que sonrojaron tus labios

y guardar un pedazo
de tu historia en el bolsillo
de las sorpresas,
                        junto a las miguitas.

Asomarme a tu vocecilla
en el super 8 (se,se,se…)
tembloroso

desarmando la coraza de la prudencia
que desayuno desde
que soy un hombre sano.

Ese hilo inagotable
de los años con todo lo que
aún no era yo.
Tu juventud.
Para mí. Eso significan
las arrugas en tu pecho
para mí.

Pequeña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s