Este lugar

Hoy el cartero ha pronunciado tu nombre,
ese nombre que odié un día,
aún incluso después de amar tu cuerpo,
cuando no había ningún tópico con nosotros dos.

Ahora sí. Este lugar que se puebla poquito a poco
de mis cosas, las que tienen historia, las otras…
Los pasillos (pasitos) que caminas de puntillas
con tus braguitas de guerrero jedi,
las sábanas que plegamos con los labios.

Tenemos
de todo, manos, pies, ojos para oirnos,
orquestas bajo la ventana. Tiempo. De aquí al final.
Mañanas.
Se lo he dicho al cartero. Le he contado todo.

Que te espío en la ducha y me enfado
porque el vaho no me deja ver tus pezones

Que me coso a puñetazos cuando (siento que) no estás
y que no es placer lo que cuentan los gemidos que despiertan
                                                                                [a los otros

Que no conozco todos tus vestidos.
Que me niego a creer que soy feliz.
En este lugar.
Le he cambiado el pronombre
solamente un instante, por otro más largo
y te he visto recogiendo la chaqueta del asiento de atrás,
desapareciendo parasiempre en aquel edificio inmenso
haciendo otra muesca en tu historia.

Atopos. Puertos. Ahora no me ves. Los tres (nada) másquetevas.

Aquí está todo. A veces demasiado
y demasiado poco, pues solamente estamos tú y yo,
enfrentados a un destino que te empeñaste en borrar.
Que escribes cada vez que apareces por la puerta.

Este lugar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s