A Barcelos

Tengo una pala
pala ti,
y un río: un gran río,
sin vals, pero con cola:
un río (a)cávado,
un río que no termina.
Ríe.
Llorar no se lleva
en el país de los gallos de colores.
El fado fue un invento.
Los hombres siempre han tejido su destino,
no como los ríos,
que van,
y van,
o no van, cargados de lágrimas
de héroes que sujetan el globo sobre sus hombros
y gritan: “¡al abordaje!”
en todos los idiomas del mundo.
Héroes y ríos. O algo así.
Digo yo…
A Barcelos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s