Algunos poemas en el banco de Santa Cruz, el 23 de octubre

El pasado ha vivido aquí
y todavía ahueca
los sillones con su peso de tiempo
que marca doscientos o más.
No hay frenazo que lo despiste.

Transito mis días
a bocajarro
sin pensarlos.
                     Y está bien,
y no duele
hasta que duele demasiado.

Algunos poemas en el banco de Santa Cruz, el 23 de octubre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.