En la piscina de Roa I

Y se fue,
durante un abrazo, o en una mano
que se niega, fallidos ambos.
Y ahora está en los insectos
y en el son que insiste
y en mi pecho pesado y contraído
y en el viento, pero quieto. Ahora está quieto.
En la piscina de Roa I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s