La parte que aparta

Hay una parte
De ti que me aparta,
Que me empuja lejos
A mi mundo de segundos lentos
Y música de soga.
Una parte que está en boca
De todos
Que te lleva a los rincones
Que prometí no visitar
Desde que he dado vida.
Una parte que tú
Has levantado enfrente
Y que hoy no tengo fuerzas
De saltar.

La parte que aparta

Ahora que

Ahora que ya
compartimos reloj
Y deseo,
Que las noches se miden
Por las horas lejos,
Que tienes hambre de nosotros,
Que cantas,
Que miras el mundo
Por mis ojos,
Que eres yo.
Ahora que estamos aquí,
Tú, yo y esta vida.
Vamos a llevarnos bien.

Ahora que

En un ratito

En un ratito vendrás
y te diré apenas nada
quizá un hola, una sonrisa y un abrazo de terminar el mundo.
En un ratito
subirás las escaleras que ahora
son el desierto
desierto
desierto
y llamarás a mi puerta
con tus manos de dos colores
y cruzarás el límite del afuera y el adentro
y seguramente beberás vino.
Y estaremos aquí juntos
mi casa, tú y yo
para que los segundos tomen aire
y pisen la milésima vecina
queriendo ser más que una pequeña parte
del tiempo que estarás conmigo
ahora,
dentro de un ratito.

En un ratito

La media noche

A más de media noche
Está mi pequeño corazón
Tomando el pecho
En el que tantas veces
Me he recostado.
La media noche
Que separa estos kilos
Que aplasto a golpes
Ahora que nadie me ve:
Duro a la frente,
A los ojos y a la cara,
Encima de la tela y el hielo
Como hace ya años aprendiste,
Para evitar las marcas.
Estos kilos
Que ni mis pies llevan ya.
L(a med)I(a) NO(che)

La media noche